Mendoza Verano 2006


video



El sur de Mendoza, imponente y agreste, está colmado de propuestas para los viajeros que se atrevan a dedicarle al menos una jornada completa. Hay que recorrer varios kilómetros para llegar pero por supuesto que valen la pena. Y además, la ruta misma, que coincide en gran parte con el inicio de la 40 Sur, es una experiencia distinta. La salida tendrá todos los ingredientes de la aventura plena: naturaleza agreste, posibilidad de practicar rafting en los rápidos o bien navegar en tranquilos catamaranes por el lago de la Represa Los Nihuiles y, por qué no, un almuerzo sencillo en un lugar acogedor.El viaje se inicia por la Ruta Nacional 40 hacia el sur de la provincia. Luego de atravesar el Valle de Uco, se llega al departamento de San Rafael, a 232 km. de la capital. Una vez en la moderna ciudad de San Rafael, la segunda de la provincia en importancia, se pueden realizar varios recorridos. Aquí confluyen, enmarcados por la imponencia de las montañas, los ríos Atuel y Diamante. La represa Valle Grande, el Cañón del Atuel, los diques y lagos del Complejo Los Nihuiles, Los Reyunos, la tradicional Villa 25 de Mayo, entre otros, son lugares ideales para disfrutar de la naturaleza con toda la paz y tranquilidad que el sur mendocino puede ofrecer.El famoso Cañón del Atuel, al que se llega por un camino de ripio, tiene su mayor esplendor en el lugar denominado “Museo de Cera”, donde las caprichosas formas rocosas, llamadas “geoformas”, se muestran con toda magnificencia. Las formaciones son verdaderas esculturas.Las aguas torrentosas del Río Atuel recorren a toda velocidad los ondulados caminos del cañadón hasta llegar a la inmensidad del Lago El Nihuil, apacible espejo de aguas color esmeralda.




Comentarios